Bagatela nº 1 Op. 126 de Beethoven

Dedicadas a su hermano Nikolaus Johann, las bagatelas op. 126 de Beethoven (1770-1827) se publicaron en 1825 y son un grupo de 6 piezas breves de carácter íntimo, relacionadas con las piezas de carácter típicas de los compositores de la primera generación romántica como R. Schumann y F. Chopin.

La bagatela nº 1 en sol mayor tiene forma binaria reexpositiva con una cadenza que separa la segunda sección B de la reexposición. 

En el siguiente vídeo se puede escuchar la bagatela, interpretada por Wilhelm Kempff, y observar todos los detallas sobre el análisis formal, tonal y temático. 

La primera sección, A, es un periodo de 8 compases, binario, contrastante, simétrico y cerrado que se repite con variantes formando un doble periodo. 

La primera frase, antecedente, presenta el motivo principal, formado por intervalos de segunda. 

Ejemplo 1. Compás 1 a 8. 

El acompañamiento del bajo, con ritmo de negras, toma como base la armonía de dominante. Los primeros 4 compases se desarrollan en el registro medio del piano y contrastan con la frase consecuente, de mayor variedad interválica y rítmica,  que contiene una simetría melódica y se superpone al diseño melódico y rítmico del motivo principal con paralelismos de tercera. Con el consecuente se amplía el registro agudo y grave del piano. 

La repetición de los 8 primeros compases se producen sin cambios en la estructura pero con variantes en la melodía y el acompañamiento con mayor protagonismo del ritmo de corcheas que produce una gradación rítmica que culmina en la segunda sección. 

Ejemplo 2. Primera sección A.

 

La segunda sección, B, se inicia con los primeros compases de A, en re mayor. Pero a medida que avanza B se producen mayores contrastes rítmicos y melódicos. B se divide en tres frases de 4,8 y 3 compases con funciones diferentes. 

  • La primera frase, similar al inicio de B, inicia la modulación a la tonalidad de la dominante. 
  • La segunda frase representa un intensificación, con el cambio de compás y la repetición de parte del motivo contrastante, que sufre variantes cada vez más acusadas. Las corcheas se transforman en tresillos y en los siguientes compases en semicorcheas, alcanzando el punto culminante al final de la frase, con síncopas en el acompañamiento e intervalos de mayor amplitud en la melodía. 
  • La tercera frase tiene función cadencial y culmina con la cadenza con la cual se detiene el tempo inicial, preparando el retorno en forma de semicadencia ampliada. 

Ejemplo 3. Segunda sección B. 

La tercera sección, A’, repite A y es considerablemente más extensa que A,  formando una síntesis entre A y B con un proceso cadencial añadido de 8 compases que sustituye la repetición ornamental de la primera sección. 

  • El motivo principal se presenta en registro grave y doblado a dos octavas con acompañamiento en registro medio-agudo e intercambios modales con acordes de re menor y sol menor. 
  • La segunda frase ofrece mayor variedad que en A con nuevos ritmos y cambios de registro mucho más acentuados. 

Ejemplo 4. Cadenza y tercera sección A’

Los últimos 8 compases tiene un fraseo tipo bar form de 2+2+4 compases que reproducen dos motivos complementarios, en distintos registros, culminando con el final de A pero con la nota re en ritmo de corcheas y con registro agudo. 

Ejemplo 5. Tercera sección A’

La textura de melodía acompañada se enriquece con todo tipo de detalles:

  • Aunque predomina la textura a 3 voces aparecen pasajes a 4, al inicio de B y A’, y pasajes a 2 voces la final de la pieza. 
  • Doblamientos por terceras, en la segunda frase de A y por octavas al inicio de A’. 
  • Superposición de elementos temáticos en la frase consecuente de A. 
  • El patrón de acompañamiento inicial en el bajo aparece en varios contextos, registros y valores rítmicos. En B con ritmo de blancas en parte media y al final de A’ en corcheas y registro agudo. 

La bagatela de Beethoven combina aspectos clásico con características románticas:

  • Son clásicos: la preferencia por tonalidades mayores, la modulación a la dominante, la estructura cerrada de A, y el equilibrio entre contraste y repetición.
  • Es romántico: el carácter íntimo, sin grades desarrollos, típicos de las piezas de carácter, la intensificación armónica y temática de la segunda frase de B y la riqueza que ofrece la textura de melodía acompañada. 

La dinámica piano se mantiene a lo largo de toda las pieza con algún crescendo

Análisis de Tomás Gilabert

Esta entrada fue publicada en Análisis musical, Beethoven y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s