F. Chopin: Preludio nº 20 en Do menor

Gran parte de los Preludios Op. 28 de F.  Chopin (1810-49) fueron compuestos  en Mallorca durante el invierno de 1838-39. En los 24 Preludios se observa la influencia y admiración que tiene el compositor polaco por los Preludios y Fugas de El clave bien temperado de J. S. Bach. No obstante Chopin prescinde de la composición de las Fugas y  aplica otro orden tonal siguiendo el círculo de quintas que alterna tonalidades mayores con sus relativos (do mayor, la menor, sol mayor, mi menorfa mayor, re menor). Plan tonal de la obra La mayoría de las piezas son de carácter breve y adoptan todo tipo de estilos y texturas (Moto Perpetuo, melodía acompañada, tipo estudio, etc. ).

El Preludio nº 20 en do menor se ha descrito a veces como una Marcha fúnebre por su sonoridad grave y dramática,  y por el ritmo de corchea con puntillo y semicorchea que aparece en el tercer tiempo de cada compás (Ver apéndice I). También recibe el nombre de preludio-acorde a causa de los acordes de negra, con octavas en parte grave, que dominan el carácter de toda la pieza.

En el video siguiente se puede  escuchar el Preludio y observar la partitura.

En el Preludio en do menor la melodía acompañada y la homofonía están estrechamente relacionadas con el estilo  Moto Perpetuo que tiene su origen en la música instrumental del Barroco tardío: un diseño inicial,  de un compás de duración,  se repite a lo largo de toda la pieza con modificaciones armónicas en  cada repetición que siguen un planteamiento tonal que  influye en la estructura general del Preludio.

Diseños y motivos

El diseño principal esta formado por 4 acordes que se disponen a 4 voces (coro mixto) con la duplicación a la octava de las partes extremas (parte aguda y parte grave). Diseño Con la duplicación de la melodía  y el bajo en octavas se potencian las partes externas evocando la dualidad típica del barroco que concede mayor importancia a las partes grave y aguda en las texturas homofónicas. En el bajo los intervalos que predominan son de cuarta y quinta justa y en la parte aguda de segunda. El diseño, a su vez, genera un carácter abierto en los primeros dos acordes y cerrado-cadencial en los dos siguientes.

Diseño 2

 

El  efecto de tensión-distensión del diseño principal  se proyecta a nivel estructural con las dos frases que articulan la estructura del preludio: los primeros 4 compases tiene un carácter abierto que se dirige al tono de la dominante (semicadencia en el compás 4) y los 4 compases de la segunda frase proceden en sentido contrario hacia el cierre cadencial en la tónica. Todos los diseños 1 Otros diseños melódicos que se presentan y proyectan a lo largo del preludio son la figura de suspiro y el lamento barroco. Los dos tienen como base melódica al intervalo de segunda menor descendente y cobran un mayor protagonismo en la segunda frase del Preludio (compases 5 y 6).

También el intervalo de cuarta descendente y el tetracordo descendente sirven de base melódica y tonal, y se manifiesta en distintos niveles estructurales tal como se puede observar en el siguiente ejemplo.

Todos los diseños 2

En el video siguiente aparecen todos los diseños comentados.

Estructura

En el primer  manuscrito el Preludio estaba formado por los primeros 8 compases (periodo binario, simétrico y cerrado).  Chopin añadió posteriormente cuatro compases más que repiten la segunda frase (consecuente) en pp, formando un periodo binario asimétrico con una ampliación interna que repite la frase consecuente. Su estructura armónica I-I, V-I se observa en los acordes de partida y los descansos cadenciales.

Las ligaduras de expresión  y su duración forman un efecto de expansión gradual: 1+1+2 compases en la primera frase y 4+4 compases en la segunda (1+2+4).

En el video se indica la estructura (frases y semifrases) y un análisis armónico del Preludio en do menor.

Estilo musical.

El estilo del Preludio combina elementos del estilo barroco tardío con aspectos típicos de la primera generación romántica.

Barroco: Polarización bajo y melodía con las dos partes duplicadas a dos octavas. Ritmo armónico rápido. Moto Perpetuo. Cada acorde tiene un peso similar a nivel rítmico sin grandes diferencias entre cada uno de los cuatro tiempos del compás. Lamento y Figuras de Suspiro. Saltos melódicos en el bajo que tienen claras implicaciones armónicas. Monotematismo y textura uniforme sin contrastes. Continuidad rítmica y ritmo armónico rápido (Bajo continuo en la música instrumental barroca).

Romanticismo: estructuras cuadradas que forman frases de 4  compases y semifrases de 2. Armonía original y más disonante con apoyaturas, acorde napolitano en estado fundamental (c. 2 y c. 8) y acorde de sexta aumentada (c.6). Se buscan los extremos (en la brevedad de la pieza y las dinámicas de pp y ff). Ligaduras que abarcan varios compases. Carácter íntimo relacionado con las Piezas de carácter, el Lied o las Romanzas sin palabras que evitan las estructuras clásicas como la Forma Sonata.

Apéndice I

La tonalidad de do menor en la música  Beethoven está estrechamente relacionada con el dramatismo y la marcha fúnebre.   Ejemplo: Beethoven. Sinfonía nº 3. Segundo movimiento en do menor 

Resumen

-Brevedad, carácter íntimo y textura uniforme.

-Periodo binario asimétrico con acorde final conclusivo.

-Cuadratura: frases de 4 compases y semifrases de 2.

Moto Perpetuo.

-La tonalidad de Do m   junto con las Figuras de Suspiro y el Lamento resaltan el carácter dramático de la pieza.

Preludio-acorde con ritmo armónico rápido (un acorde por negra).

Acorde napolitano en estado fundamental y acorde de sexta aumentada.

-Melodía acompañada en la cual predomina la textura homofónica a 4 voces con duplicación a octavas de la melodía y el bajo.

-Las ligaduras de expresión conforman un proceso gradual de ampliación (1, 1, 2, 4, 4 compases)

-Se explotan las posibilidades del piano romántico con dinámicas contrastantes (ff y pp).

 

Publicado en Análisis musical, Chopin, Música romántica | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario