Estudios Op. 100 de Burgmüller. Análisis de los Estudios 1 y 2.

Los 25 estudios fáciles y progresivos, Op. 100, para piano, publicados en 1852, son las composiciones más conocidas del pianista y compositor alemán Friedich Burgmüller (1806-1874).

Los estudios son breves, con estructuras binarias o ternarias simples, y están encabezados por un título concreto al estilo de las piezas de carácter típicas del romanticismo como El libro de la juventud de R. Schumann. Las tonalidades empleadas en los estudios no superan las 4 alteraciones en la armadura y predomina la textura de melodía acompañada con variantes (superposiciones, textura unisonal, inversión entre melodía y acompañamiento, etc.). 

Los estudios 1 y 2, en do mayor y la menor, presentan contrastes en el modo, tempo y estructura, que sirven de marco y presentación para el contenido de los 23 estudios restantes. Los dos estudios trabajan melodías y patrones de acompañamiento en posición cerrada de la mano, pero el segundo estudio, en la menor,  contiene  rápidos cambios de registro que obligan a desplazar las manos sin cambiar de posición, aumentado así la dificultad técnica. 

Estudio nº 1 en Do mayor

El primer estudio tiene forma binaria, tipo A A’, simétrica, con coda final de 6 compases. La primera sección, de 8 compases, concluye con una semicadencia, generando la estructura tonal I-V. Está formada por dos frases de 4 compases, cada una formando la relación antecedente-consecuente

Ejemplo 1. Estudio 1. Primera sección. Estructura formal y tonal. 

A nivel temático se expone el diseño melódico principal (x1) en voz aguda, con ritmo continuo de corcheas, que se repite con variantes melódicas (x1 invertido y diseño z). 

Ejemplo 2. Estudio 1. Primera sección. Aspectos temáticos. 

En la segunda sección se invierte el proceso tonal de la primera sección con la función de dominante que resuelve al final en tónica, formando la estructura armónica I-V/V-I, típica de las danzas fijas barrocas. A nivel tonal y temático se produce mayor densidad combinando los 3 diseños (x, z, y) con sus variantes en voces aguda y graves. La superposición del motivo x e x1 forma espejos en los compases 9 y 11 superponiendo su versión inicial con la inversión. Los primeros 4 compases tiene como base a la pedal figurada de dominante, y el grupo final tiene función de reexposición parcial y proceso cadencial final. 

Ejemplo 3. Estudio 1. Segunda sección. 

En la coda final se citan los primeros compases de la segunda sección pero con pedal de tónica figurada como base. 

Ejemplo 4. Estudio 1. Coda

En el siguiente vídeo se pueden observar todos los aspectos comentados sobre el Estudio nº 1. 

Estudio nº 2 en La menor

Con el título de Arabesca, el segundo estudio presenta un motivo de 5 notas, x, en forma de arabesco. Su estructura sigue las características de la forma binaria reexpositiva típica de las dos secciones que forman el Minueto clásico (Minueto y Trío). 

La primera sección, de 8 compases, está formada por una frase binaria, con dos semifrases contratantes, la primera en la tonalidad principal y la segunda en la tonalidad relativa de do mayor, a la cual modula culminando con un cadencia perfecta.

Ejemplo 5. Estudio nº 1. Primera sección. 

La segunda sección, formada por las frases A y B, de 8 compases cada una, tienen función de desarrollo y reexposición. En la frase B se superpone el motivo inicial de A, x, en voz grave, con el motivo final de A, z, que surge de la variación del motivo y. pero con ritmo de negra con puntillo y corchea. Se forma entre las notas más agudas un relación por terceras (mi-do-la-fa-re-si-sol# y mi) que deriva del motivo inicial del compás 3 (notas do-la) y del diseño melódico de y de los compases 7 y 8 (notas fa y re). 

Ejemplo 6. Estudio nº 2. Frase B, A’ y Coda

La frase A’ repite A con ajuste tonal para concluir en la tonalidad principal de la menor. La pedal figurada de tónica se mantiene hasta el final del estudio, interrumpida por la estructura unisonal que cita el motivo principal por inversión. 

En la coda se repiten los compases 3 y 5 en el registro inicial y una octava más aguda alcanzando la nota más aguda de la pieza. 

En el siguiente vídeo se puede escuchar la pieza y observar todos los aspectos comentados sobre el Estudio nº 2. 

Resumen

Los dos estudios contienen aspectos típicos de la tonalidad tríadica funcional:

  • Acordes de tres y cuatro sonidos con notas de adorno. Destaca el empleo de acordes de tres sonidos en segunda inversión con función de amplificación y cadencial. 
  • Relaciones tonales estrechas: tónica-dominante en el modo mayor (Estudio 1) y tónica menor-relativa mayor (Estudio 2). 
  • Pedales de tónica y pedales de dominante que refuerzan las funciones tonales básicas de I y V. 
  • Leguaje diatónico con modulaciones pasajeras a tonalidades vecinas. 

La textura de melodía acompañada se combina con otras opciones texturales:

    • Formación en espejo (Estudio 1, compases 9  y 11). 
    • Superposición de dos motivos (Estudio 2, primeros 6 compases de B). 
    • Nota contra nota (Estudio 2, compás 7 de B). 
    • Textura unisonal a dos octavas (Estudio 2, final de la Coda).

A nivel formal predomina las frases de 8 compases con semifrases de 4.

  • En el Estudio 1 destaca el paralelismo temático con ritmo de superficie de corchea. 
  • En el Estudio 2 se produce el equilibrio clásico entre contraste y repetición. Las frases contrastantes en la primera sección A contrastan con la superposición de materiales y transición de B. La estructura de equilibra con la reexposición que tiene ajuste tonal en la frase A’. 

Aunque abundan aspectos tonales y formales típicos del clasicismo musical destacan también elementos románticos como la brevedad de las piezas, de carácter íntimo, al originalidad de los diseños melódicos así como el empleo de registros muy agudos y muy graves del piano (final del Estudio 2). 

Análisis de Tomás Gilabert

Publicado en Análisis musical, Burgmüller, Estructura binaria tipo A A', Música romántica | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario