Ejercicio de análisis musical con soluciones 19

Dada la siguiente fuga a 4 voces,

Partitura en PDF

indicar:

  • Aspectos temáticos. El sujeto y su proyección a lo largo de toda la fuga, la respuesta, tipo de respuesta y los contrasujetos.
  • Aspectos armónicos y tonales: tonalidades, modulaciones, cadencias y acordes.
  • Aspectos formales. Secciones y episodios.
  • Textura y estilo.

La solución en el siguiente vídeo:

Comentario

Esta fuga, en fa mayor, pertenece a una colección de 20 preludios y fugas compuestos por el compositor alemán Johann Caspar Ferdinand Fischer (c. 1646-1746) en 1702. Bajo el título de Ariadne Musica, Fischer compone un preludio y fuga en 20 tonalidades diferentes, en orden ascendente, empezando por la tonalidad de do mayor.

La fuga 10 tiene las características rítmicas típicas de una danza francesa llamada passepied, con un sujeto de 4 compases que aparece completo 7 veces a lo largo de toda la pieza.

El sujeto tiene un ámbito de sexta mayor y su estructura contiene un fraseo de 1+1+2 compases.

Ejemplo 1. El sujeto.

  • La respuesta es tonal, con mutación en la primera nota. Con la segunda entrada, respuesta, la voz que ha expuesto el sujeto presenta un contrapunto obligado llamado contrasujeto, y en la tercera entrada el sujeto se combina con dos contrasujetos. Con la cuarta entrada del sujeto se completa la exposición, y representa una excepción respecto a la tradición de la fuga, ya que repite el sujeto, anulando la alternancia típica entre sujeto y respuesta.

Ejemplo 2. La respuesta, los contrasujetos y la exposición.

La cuarta entrada se retrasa 2 compases, formando un breve episodio que cita el inicio del sujeto en la voz del tenor.

La segunda sección presenta 3 entradas de sujeto. La quinta y la séptima con los dos contrasujetos y la sexta con el contrasujeto 1, formando un paralelismo de décimas entra la voz del soprano y del tenor. El segundo contrasujeto siempre se expone en la voz más grave.

Con las entradas 5 y 6 se modula a la tonalidad de la dominante y la entrada 7 representa el retorno a la tonalidad principal, en forma de repetición variada de la entrada 3.

Los episodios 2 y 3, también de dos compases de duración, articulan las entradas 5 y 6.

En la fuga se observa una simetría que tiene como eje la exposición de la cuarta entrada, en la voz más grave. Con ello se forma una agrupación de 3+1+3 entradas. Las tres primeras entradas se suceden de grave a agudo (tenor, contralto y soprano) y son equidistantes, sin episodios. La única entrada en la voz del bajo se produce al final de la exposición, y las entradas 3 y 7 coinciden en registro y tonalidad, reforzando la simetría.

La textura de la fuga se basa en el contrapunto imitativo. Las voces mantienen cierta independencia y exponen los mismos materiales temáticos, no obstante, en la fuga se presentan paralelismos de terceras, sextas y décimas que reducen la independencia de las voces, así como cambios de registro que simulan, a veces, un número mayor de voces. A excepción de los 4 primeros compases, predomina la textura a 2 y 3 voces. La segunda sección contiene mayor densidad sonora con texturas a 3 y 4 voces.

El estilo barroco se observa en los siguientes aspectos:

  • Ritmo continuo sin contrastes. La presencia del sujeto y los contrasujetos unifican temáticamente la pieza. Estructura monotemática.
  • Polaridad entre la tónica y la dominante basada en la alternancia constante de las dos tonalidades.
  • Modulación a tonalidades vecinas.
  • Música instrumental con texturas típicas la música vocal.
  • Ritmos de danzas barrocas estilizadas en el contexto de una textura fugada.
  • Tonalidad diatónica típica del estilo antiguo que evita los cromatismos, los acordes de séptima disminuida y otros aspectos típicos de la segunda práctica, que nacen con el madrigal italiano a finales del siglo XVI.
  • Episodios breves que no provocan un gran contraste, típico de la fuga del barroco medio.

Veinte años después, el sujeto de esta fuga sirvió de base temática a la fuga 11, en Fa mayor, del primer libro de El clave bien temperado de J. S. Bach (1722). En el siguiente vídeo se expone una análisis de dicha fuga.

J. S. Bach crea una fuga típica de la última época barroca, mucho más extensa, y con contrastes destacados entre los episodios y las secciones de exposición. Respecto a la fuga de Fischer, Bach añade una contraexposicion que alarga considerablemente la primera sección, estrechos, pedales de dominante, y modulaciones a la tonalidad relativa y a tonalidades con relación subdominante.

Análisis de Tomás Gilabert

Esta entrada fue publicada en Análisis armónico, Análisis musical, Análisis: ejercicios con soluciones, Ejercicios de análisis musical y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s