Romanza sin palabras nº 1. Op. 19b de F. Mendelssohn

Félix Mendelssohn (1809-1847) compuso 48 Romanzas sin palabras agrupadas en 8 volúmenes de 6 piezas cada uno. Se trata de piezas para piano breves en las cuales predomina la textura de melodía acompañada en estilo lied:

  • Las melodías son sencillas, la mayoría se ajustan a la textura de la voz de soprano y se evita el virtuosismo pianístico, manteniendo un único sentimiento o atmosfera sin grandes contrastes. 
  • Las melodías se acompañan con patrones de acompañamientos pianísticos originales y uniformes que requieren del uso del pedal, manteniendo una sonoridad envolvente sin apenas pausas entre las secciones o las frases. 
  • Las estructura ternaria tipo A B A’ es la forma más empleada, a veces ampliadas con el empleo de una  introducción y una coda final. 

El primer volumen, Op. 19b, escrito entre 1819 y 1920, se inicia con la Romanza nº 1 en mi mayor. Su estructura general combina aspectos de la forma ternaria tipo A B A’ con la estructura binaria reexpositiva:

  • Las tres secciones A B A’ están claramente diferenciadas por el contraste tonal y temático que se produce en B y la reexposición articulada de A’, que presenta el retorno coordinado de los compases iniciales de A con la tonalidad principal. 
  • La primera sección A se repite (barras de repetición), aspecto que deriva de la forma binaria reexpositiva

En el siguiente vídeo se puede escuchar la pieza y observar todos los aspectos tonales, formales y texturales más importantes. 

Primera sección A

La Romanza nº 1 comienza con un decorado de dos compases, presentando el patrón de acompañamiento que unifica toda la pieza, con los arpegios ascendentes en semicorcheas en parte media y un bajo que se mueve en ritmo de negras y blancas. 

La estructura de A es binaria, con dos frases con función complementaria (antecedente-consecuente). Las dos frases son paralelas y asimétricas, de 4 y 9 compases.

  • La primera frase introduce el motivo principal formado por el tetracordo descendente la-mi que se repite con variantes, formando un fraseo dinámico de 1+1+2 compases que culmina con semicadencia. 

Ejemplo 1. Primera sección. Frase antecedente. 

  • La segunda frase, mucho más extensa, repite los primeros 2 compases del antecedente y sufre ampliaciones en forma de interpolaciones y prolongaciones, en las cuales se produce la modulación a la tonalidad de si mayor, dominante de mi mayor. 

Ejemplo 2. Segunda frase de A. Modulación a si mayor. 

En la primera sección se emplean todas las notas de la escala cromática menos el sol y el re. Estas dos notas destacan en la segunda sección, el sol como tónica y el re como dominante y punto culminante de toda la pieza. 

Segunda sección B

Aunque B mantiene la textura de A, el contraste que se produce es de carácter tonal y su función ee de transición. La segunda sección se divide en dos subsecciones de 5 y 8 compases:

  • La primera subsección está formada por la progresión ascendente por segundas cuyo modelo es ampliado considerablemente en su segunda repetición, alcanzando el punto culminante de la pieza. 

Ejemplo 3. Segunda sección. Progresión. 

La progresión forma parte de un crescendo que incluye el desplazamiento rítmico hacia el tercer tiempo del compás,  formando una disonancia rítmica que incrementa la tensión armónica y tonal de todo el pasaje. En el punto culminante se detiene el patrón de acompañamiento cuyo diseño pasa a la melodía, de carácter instrumental, que alcanza la nota más aguda  rompiendo momentáneamente su carácter vocal. 

  • La segunda subsección retoma la textura inicial presentando una melodía, en sol mayor, que enlaza con A’. Se forma otro fraseo dinámico de 1+1+2 compases con repetición parcial sobre la doble pedal de dominante de mi mayor que prepara y articula la reexposición. 

Ejemplo 4. Punto culminante. 

Destaca el intervalo de segunda menor (primer intervalo de la melodía) que ornamenta la pedal tanto en el bajo como en la melodía. 

Ejemplo 5. Retransición. 

Tercera sección A’

A’ representa una síntesis entre A y B formando un periodo binario pero esta vez contrastante, en el cual la primera frase de A tiene función de antecedente y la segunda subsección de B de consecuente. El periodo concluye con los últimos compases de A pero en la tonalidad principal de Mi mayor (ajuste tonal) que culminan con la cadencia final y la coda

Ejemplo 6. Consecuente de A’ y cadencia final. 

La coda, con la doble pedal de tónica, prolonga el acorde de tónica con diseños melódicos que citan intervalos y motivos ya expuestos que en forma de breve resonancia concluyen con la nota tónica. 

Ejemplo 7. Coda

La pieza, de estilo romántico, combina aspectos clásicos con características típicas de la música de la primera generación romántica:

  • De estilo clásico: tonalidades mayores, modulación a la tonalidad de la dominante en la primera sección y equilibrio formal con frases complementarias. 
  • De estilo romántico: modulación a tonalidades lejanas en B, intenso cromatismo melódico y armónico, preferencia por estructuras abiertas y prolongación de la frase consecuente. Pieza breve que evita los desarrollos de la forma sonata y melodía cercana al estilo del lied. 

Análisis de Tomás Gilabert Giner

Análisis de la Romanza nº 2

Análisis de la Romanza nº 4

Análisis de la Romanza nº 7

Análisis de la Romanza Op. 30 nº 6

 

 

Esta entrada fue publicada en Análisis armónico, Análisis musical, Música romántica, Mendelssohn y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s